Seleccionar página

¿Qué es lo que impide la concentración que buscamos? Como ya dijimos, la causa consiste en nuestros mismos apegos. La mente es atraída por las cosas que nos ocupan en la vida cotidiana, y se descontrola cuando la asalta el deseo por algo material –sexo, fama o dinero- y sentimientos de placer, enojo, pena, miedo, amor u odio. Nuestra mente está completamente alienada; en esa condición, recogerse se vuelve tan difícil como bajar estrellas del cielo. Incluso si uno junta coraje y se recompone con un gran esfuerzo, es muy fácil que se pierda el control.

que es la meditación
El Zen es el camino para recuperar la mente extraviada, la lucha por ocupar el sitio principal entre los apegos y la propia identidad. En esta lucha de poder entre sujeto y objeto, el bando más fuerte es el que toma la iniciativa y obtiene la victoria. En otros términos, este es el conflicto entre los votos y nuestros apegos; cuando la fuerza del apego cede y nuestros votos se fortalecen, vencemos, y recogernos otra vez se vuelve una tarea fácil”.
Tomado del libro “El círculo vacío. Comentario al Método de Meditación sedente en el Chungjeon, libro de Principios del Won Budismo” por Venerable Chwasan

Scroll Up